El ácido graso Omega-3 DHA puede proteger contra la lesión cerebral traumática

Recientemente se ha llevado a cabo un estudio con ratas en el que se ha demostrado que los suplementos del ácido graso Omega-3 DHA (ácido docosahexanoico) pueden prevenir los traumatismos craneoencefálicos.

En España disponemos de suplementos de DHA de altísima calidad, siendo la marca NUA un referente en este tipo de complementos alimenticios de Omega-3

Omega-3 DHA y lesión cerebral traumática

 

Investigadores de la Universidad West Virginia han informado, en un estudio publicado en Neurosurgery, que las ratas que recibieron la dosis más alta de la suplementación de DHA antes de la lesión cerebral traumática experimentaron menor cantidad de daños en los tejidos.

Los resultados, aunque preliminares, son muy “interesantes” apunta el Dr. Julian Bailes, investigador principal del estudio. Si los resultados del estudio se repiten en estudios posteriores, en ese caso el ácido graso DHA puede ser recomendado para personas con alto riesgo de lesión cerebral traumática, como el personal militar y los atletas que participan en deportes de contacto.

De hecho, un estudio financiado por Martek Biosciences Corporation que está llevando a cabo con el Centro para el Estudio de Atletas Retirados de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, está estudiando si el DHA afecta a largo plazo de la función cerebral en los jugadores retirados de la liga nacional de fútbol americano.

El hecho de que  las personas que estén en riesgo de lesión cerebral traumática puedan tomar suplementos de ácido graso Omega-3 DHA para protegerse tiene tremendas implicaciones para la salud pública, aunque, según los investigadores, es preciso que se lleven a cabo más investigaciones a este respecto.

Detalles del estudio

El estudio involucró a grupos de 16 ratas macho adultas. Los animales recibieron dosis diarias de DHA de 0, 3, 12, o 40 mg/kg durante 30 días antes de una lesión cerebral traumática.

Los resultados mostraron que los animales que recibieron la dosis más alta habían reducido significativamente el daño del tejido cerebral, en comparación con el resto.

En concreto, se midieron los niveles de la proteína beta precursora amiloide (APP), un marcador anatómico de la lesión cerebral, con sólo 1,15 axones APP positivos por campo de alto poder en el grupo de la dosis alta, en comparación con los 6,78 en los animales no suplementados.

Además, los animales a los que se les administró dosis altas también tuvieron una disminución de la expresión de la caspasa 3 y de los macrófagos, que son indicadores clave de la muerte de las células cerebrales. El DHA también se asoció a una reducción del deterioro del comportamiento, según lo medido por el rendimiento en un laberinto de agua.

Los investigadores afirmaron que  “La suplementación con DHA incrementa los niveles séricos y, si se da antes de la lesión cerebral traumática, reduce la respuesta de una lesión, medida por el recuento de lesión axonal, por los marcadores del daño celular y la apoptosis y por la evaluación de la memoria por medio de la prueba del laberinto de agua.”

 

Referencias

Dietary Supplementation With the Omega-3 Fatty Acid Docosahexaenoic Acid in Traumatic Brain Injury?.“La suplementación con el ácido graso omega-3 docosahexaenoico en la lesión cerebral traumática?”. Molinos JD, Hadley K, Bailes JE. Neurosurgery 2011;68(2):474-81