La Tarjeta Sanitaria Europea para Erasmus

Los programas ERASMUS permiten a los estudiantes españoles efectuar parte de su capacitación en otro estado miembro de la Unión Europea, como por poner un ejemplo Lituania, Francia, Suecia, Dinamarca, Portugal o bien Grecia, de igual manera que otros jóvenes europeos vienen a nuestro país. Esta es una forma de obtener experiencia, aprender el idioma y aumentar la empleabilidad, puesto que el porcentaje de paro de los universitarios ERASMUS es un 25 por cien más bajo que la del resto de estudiantes.

 

De forma previa a hacer el viaje, los estudiantes deben realizar determinadas gestiones y una de ellas se centra en tener clara la asistencia en materia de salud a lo largo del tiempo que dure la permanencia académica en el estado de la UE elegido. Normalmente, los propios centros de enseñanza asesoran a los universitarios en este sentido, pero no está de más tener presentes estos consejos:

 

Consejos para los estudiantes Erasmus

 

Antes de tu traslado, solicita la Tarjeta Sanitaria Europea. Este título sanitario otorga al adjudicatario el acceso completo a los sistemas nacionales de salud en el Espacio Económico Europeo y Suiza en las mismas condiciones que los nacionales de esos países. Debes tener en consideración, por tanto, que si el sistema público del país en el que vivirás es de copago o reembolso, vas a ser atendido de esta forma.

 

Asimismo es conveniente contratar un seguro de viaje adicional. Pueden darse situaciones como pérdida de vuelos o bien conexiones, perdidas por retrasos o bien cancelaciones, emergencias familiares o imprevisibles que demanden el retorno antes de lo previsto. También puede hacer robos, daños y pierdo de equipajes o retraso en la recepción de los mismos. Recuerda que las Embajadas y Consulados no abonan gastos sanitarios, ni de movilidad, repatriación o bien estancia.