El traductor técnico, un profesional en formación continua

Es una obviedad que la ciencia y la tecnología avanzan a ritmos agigantados. Los profesionales de cualquier materia técnica están sometidos a un constante proceso de actualización para estar al día en sus trabajos, conocedores siempre de las últimas novedades. Pero eso no ocurre solo entre los científicos, los expertos en tecnología o los profesionales técnicas, también los traductores técnicos deben seguir un plan de formación continua en las materias en las que estén especializados. Por ejemplo, un traductor médico deberá informarse periódicamente de los avances de la rama de la medicina sobre la que traduzca. De igual manera, un profesional de la traducción experto en Máquina-Herramienta tendrá que mantenerse informado sobre los últimos modelos, si quiere trasladar fielmente todos los matices a la hora de traducir documentación tan compleja.

Una empresa industrial interesada en la exportación de sus productos a Italia tendrá que establecer unos criterios mínimos antes de decidirse por un proveedor de traducciones técnicas. Si necesita traducir su web, manuales técnicos, fichas de datos, instrucciones, etc., deberá contrastar el perfil profesional de varias agencias de traducción especializadas para decir a cuál asignar estas traducciones técnicas, cruciales para la imagen y el prestigio internacional de su empresas.

Exija la norma ISO 17100 a su proveedor de traducción técnica especializada

Este estándar, ISO 17100:2015, es una garantía para las empresas industriales. La empresa de traducción que esté certificada según esta norma internacional ha tenido que demostrar el cumplimiento de varios requisitos, que aseguran la calidad del servicio de traducciones. Entre ellos, destaca la obligatoriedad de que toda traducción técnica será revisada concienzudamente por un revisor con conocimientos sólidos de la disciplina de que trate el manual o la web. LinguaVox fue una de las primeras agencias de traducción españolas en obtener esta certificación.