Los incendios en verano

 

 

Todos sabemos cómo son los incendios ahora en verano, hay quienes los provocan sin más y hay otros que resultan ser accidentes. La mayoría de las veces se trata de pirómanos que no tienen otra cosa que hacer que acabar con toda la naturaleza que tenemos, de hecho si algún  sitio es castigado duramente por los incendios es sin duda Portugal que este año no se ha librado y prueba de ello son los al menos sesenta y cuatro muertos que ha dejado. Al parecer un rayo fue la causa principal y después otros factores como el viento, la hierba seca, y las altas temperaturas hicieron el resto. En situaciones como esta la mano del hombre puede ayudar poco, es verdad que se activa una alarma que hace que todo el mundo se vuelque y no dejen que avance mucho más, pero la mayoría de las veces resulta inevitable. Situaciones como estas no es describirlas por cómo nos las han contado es vivirlas de primera mano junto algún familiar o de manera personal, como ha sido en mi caso.

Cuando te gusta el campo deseas con todas tus fuerzas que haga buena temperatura para pasar el fin de semana rodeado de naturaleza, hay varios avisos que nos dicen exactamente las fechas en las que no se debe hacer fuego en el campo, es verdad que a todos nos gusta comer de barbacoa, y asar sardinas, o chuletas, pero después no somos lo suficientemente responsables como para deshacernos de ese fuego que puede acabar en tragedia. Nosotros lo tenemos claro y cuando está prohibido nos llevamos la comida hecha de casa, las tortillas de papas y las pechugas empanadas, junto a la pipirrana, no fallan y hacen que comas de lujo. La última vez que lo hicimos nos topamos con unos sinvergüenzas, digo esto porque aunque había carteles que señalaban que estaba prohibido ellos encendieron la barbacoa que iba a pensar yo que pasaría lo que pasó. Mi coche estaba cerca y como lo encendieron con un líquido inflamable, el fuego se le fue de las manos, el caso es que cuando quise darme cuenta mi coche estaba ardiendo y nada podía hacer para evitarlo, mi mujer enseguida llamo a la policía y bomberos que se personaron en poco tiempo, y pudieron hacerse del fuego enseguida por lo menos no se fue de las manos, aunque yo me quedé sin coche en el acto. Pregunté al policía que podía hacer con el coche  y me dijo visita el siguiente enlace y mira lo que puedes hacer, entregarlo a un desguace fue lo que me tocó sin más.